lunes, 28 de mayo de 2012

El mago Amando de Ossorio

Un director de culto “coruñés” que tiene seguidores en todo el planeta.


Xosé Manuel Lema


Templarios que avanzaban a cámara lenta sobre sus objetivos, gaviotas que volaban por la noche, personajes moribundos envueltos en sangre para vampiros. Los sueños de un hombre plasmados en películas “low cost” rodadas en cuatro semanas.

No le faltaba imaginación al coruñés Amando de Ossorio y así el tiempo, a paso lento, como sus imágenes de los caballeros de Tierra Santa, va reconociendo una obra, que sufrió varias estocadas de la crítica en su momento. Hoy es un director de culto en determinados colectivos y tiene un buen número de seguidores esparcidos por el mundo, entre ellos el gran Steven Spielberg.



Desde joven lo tuvo muy claro, y persiguió sus sueños. Primero en A Coruña y después en Madrid. Su biografía se puede ver fácilmente en Internet (Wikipedia) e incluso hay un excelente libro escrito por Ignacio Benedeti, Rafael Calvo y Xosé Zapata titulado “Amando de Ossorio.Un gallego fantástico”.

Ossorio era un personaje genial y de mucha imaginación. En vez de lamentar que sus películas fueran hechas con escasos recursos, aseguraba que el había aceptado ese juego “underground”. Su saga de los templarios me parece una colección fenomenal en una cosmovisión impregnada desde mi punto de vista de un marcado “acento gallego”. El acto Jack Taylor también lo ve así y percibió ese contagio de los “contos de lareira” en su cinematografía. “Dicen que las madres gallegas cuentan cuentos de terror a los hijos para que tengan los ojos grandes” dijo un día el maestro Ossorio. Además, confesaba creer en las meigas. No es extraño porque “habelas hainas”.



En la Costa da Morte quizás sea más conocido por revolucionar el pueblo de Camariñas y comarca, cuando en el arranque de los años 80 se llevó a Susana Estrada y a un grupo de actores a realizar una película “S” llamada “Pasión Prohibida”. En la cinta se ven paisajes y diversos vecinos de la villa de los encajes, con una representación de la tradicional procesión marítima del Carmen. El cineasta también hizo alguna concesión a la industria con esta película de destape y algún spaghetti western. Había que sobrevivir.



Amando de Ossorio se fue pero dejó un mundo vivo de muertos fantásticos, templarios zombies sobre playas y  cementerios, los exorcismos, y las escenas eróticas entre la niebla o las paredes frías de un castillo. Doncellas hermosas y apuestos galanes que escondían sus misterios. Algunos de ellos actores baratos buscados en sitios recónditos. Piedras y calaveras. Sangre y misterio.
Y hoy quería rendirle este humilde homenaje. Algo le debía después de ver “El buque maldito”, “Pasión prohibida”, “La noche del terror ciego” y alguna película más. Al menos poder decir que me parece un gran artista, y como afirmó Ibáñez Serrador “un respetable director”, que suplió los pocos medios por grandes porciones de materia gris.




Filmografía de Amando de Ossorio

El misterio de la endemoniada (1942) cortometraje
El último carnaval (1942) cortometraje
La bandera negra (1956)
La tumba del pistolero (1964)
Rebeldes en Canadá (1965)
Pasto de fieras (1967)
La niña del patio (1967)
Arquitectura hacia el futuro (1967)
Escuela de enfermeras (1968)
Malenka la vampire (1969)
La noche del terror ciego (1972)
La noche de los brujos (1973)
Centro nacional de promoción profesional (1973)
Boda en Lagartera (1973)
El ataque de los muertos sin ojos (1973)
Las garras de Lorelei (1974)
El buque maldito (1974)
La noche de las gaviotas (1975)
La endemoniada (1975)
Las alimañas (1976)
Pasión prohibida (1982)
Serpiente de mar (1984)



FOTOS- Sharezade.es, Divclásico, Días de Cine, Todocolección.net.

No hay comentarios:

Publicar un comentario