miércoles, 13 de junio de 2012

Francisco Ponzán: una biografía impresionante


 Fue maestro de Camelle, organizó el movimiento sindical en la zona y fue condecorado por tres países por luchar contra los nazis mediante una red de evasión
X.M. Lema


La historia de Francisco Ponzán Vidal es de película. Si en el mundo se le reconoce por haber luchado contra el nazismo siendo condecorado por Francia, Inglaterra y Estados Unidos, en la Costa da Morte dejó una huella importante fruto de su breve pero intensa estancia en el ayuntamiento de Camariñas.

Lo descubrí gracias a los testimonios de Francisco Tajes “Paco de Claudio” y José Suárez “Italia”, ambos dirigentes sindicales en Ponte do Porto. Después me di cuenta que “O maestro de Camelle” era la misma persona que acabó creando una red de evasión a favor de la resistencia anti-nazi y para depaso ayudar a los compañeros que ya vivían en España bajo el franquismo.



Ponzán era oscense, militante de la CNT y férreo defensor de los valores libertarios.Llegó a Galicia para hacerse cargo de la escuela de Os Baos, en Mazaricos. Después se trasladó a Camelle, donde desarrolló una importante labor la promoción de los valores anarquistas y en defensa de la República.

Se sabe de su actividad en los meses previos al levantamiento militar. La vacaciones del julio lo salvaron de las primeras persecuciones en Galicia. Ponzán fue activo asesor de los sindicatos de Ponte do Porto y Camariñas.

El 21 de mayo de 1936, Ponzán promueve dos importantes mítines, con manifestación incluída, en Camelle y Camariñas. En el último pueblo se juntan vecinos desplazados en camiones desde Vimianzo, Ponte do Porto, Carnés o Xaviña. Con energía e ingenio, Francisco Ponzán Vidal, según un testimonio escrito de la época “critica a los caciques de la derecha pero también a los caciques que están en el Frente Popular”. Acompañado por el dirigente de la Confederación Regional Galaica acaba la jornada con una charla en la sede del Sindicato de Oficios Varios de Ponte do Porto.



En Ponte do Porto despliega una gran actividad en pocos meses. Como confirma Manuel Silva Ferreiro, Ponzán ejercía mucha influencia e incluso constata algunos de los mítines que daba al aire libre coincidiendo con las ferias porteñas o algún acto de concentración de masas. Tanto Tajes como Suárez (ambos D.E.P.) me confirmaron la importante impronta sindicalista y revolucionaria dejada por el maestro de Camelle. Y lo señalan como líder indiscutible del movimiento en la zona.

Si la huella que quedó en Galicia está documentada en artículos como este y algunas excasas referencias, el resto de sus pasos forman parte de la historia y están salvaguardados en libros, un documental, placas conmemorativas, etc.



Solo apuntaré a modo de síntesis que este militante de la C.N.T. y discípulo de Ramón Acín, formó parte en 1936 del Consejo Regional de Defensa de Aragón, siendo responsable de la cartera de Transportes y Comunicaciones. Y en 1937 pasó a formar parte del Servicio de Información Especial Periférica (SIEP). El final de la Guerra Civil lo llevó a Francia donde completó una flamante hoja de servicios. Construyó la “Red Ponzán” una organización que prestaba ayuda a los compañeros que estaban en España, a través de la frontera con Francia y de sus montes.

 Con motivo de la invasión nazi de Francia, Ponzán y sus colaboradores se ponen al servicio de la Red O´Leary, un colectivo de evasión e información al servicio de la resistencia francesa y de los aliados. Entre otras cuestiones, el Grupo Ponzán facilitaba asistencia y una salida  a los aviadores aliados que caían en territorio gabacho. Francisco Ponzán colaboraba con los servicios secretos aliados. Acabó siendo fusilado por la Gestapo.

Aquel “maestro anarquista de Camelle” que arengaba a las masas en el municipio de Camariñas, tiene un paseo en su memoria en Touluse, además de las condecoraciones póstumas, y antes referidas, de Francia, Inglaterra y Estados Unidos. No en vano más de trescientas personas fueron salvadas por la acción del colectivo que él lideraba.


No hay comentarios:

Publicar un comentario